September 15, 2006

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Por Ricardo J. Galarza

Un regreso con pocos augurios

Esta semana el Congreso volvió a la faena en el Capitolio, después de un mes y medio de receso; pero nada parece augurar que se vaya a retomar el tema migratorio en tiempo y forma.

Se espera que el Legislativo sesione sólo hasta el 2 de octubre, fecha en que nuevamente entrará en receso por las elecciones parlamentarias de noviembre. Y en el ínterin, el Partido Republicano no quiere abordar ningún tema que exhiba las resquebrajaduras a su interior, como lo es, a todas luces, el asunto de la reforma migratoria.

Los estrategas republicanos sostienen que tratar de resolver ahora el abismo que existe entre el proyecto bipartidista del Senado, apoyado por el presidente Bush, y la confusa iniciativa promovida por los legisladores republicanos en la Cámara Baja, sería un torpedo por debajo de la línea de flotación del partido a sólo semanas de las elecciones.

En ese contexto, hay una sola manera de que el tema migratorio avance en el Congreso durante este breve período de sesiones, y es que Bush tome el toro por los cuernos y llame firmemente al orden a los legisladores de su propio partido, algo que, a juzgar por su actitud, no se ve factible.

Pero es, en todo caso, un problema de los republicanos, que los demócratas tratarán de explotar rumbo a los comicios.

Por otra parte, tampoco ha ayudado el hecho de que las marchas pro inmigrantes de esta semana hayan sido tan poco numerosas.

No es que el movimiento haya empezado a desgastarse. Pero las detenciones y las medidas que se han adoptado contra los indocumentados en varios puntos del país han causado cierto temor entre los manifestantes, que tampoco ven voluntad política en la Casa Blanca para presionar al Congreso.

Además, la proximidad de las elecciones ha dado paso a los republicanos antiinmigrantes para reavivar los odios contra los indocumentados.

Habrá que esperar unos días para hacer un balance más certero sobre la etapa en que realmente se encuentra el movimiento por la legalización. Pero ni siquiera la manifestación del jueves en Washington —donde se esperaba un millón de personas— fue lo suficientemente nutrida.

De todos modos, los líderes del movimiento deberían —sin abandonar la movilización— tratar de combinar esa fuerza en las calles con el peso de las urnas, y procurar un mayor registro de votantes para estas elecciones.

“En política sólo triunfa quien pone la vela donde sopla el aire, y no quien pretende que sople el aire donde pone la vela”, decía Antonio Machado. En ese sentido, hay que entender que sólo con los votos se puede lograr un reacomodo de piezas favorables en el Congreso que permita luego una reforma amplia y comprensiva.

Return to the Frontpage