October 13, 2006

De Nadie: La dura travesía de los migrantes centroamericanos cruzando México

Por Luis Alonso Pérez

Cada año miles de centroamericanos salen de sus hogares en busca del sueño americano. Pero atravesar México puede convertirse en su peor pesadilla.

Asaltos, violaciones y abusos de autoridad son solo algunas de las penurias que los migrantes sufren diariamente en la frontera sur de México y durante su largo recorrido de 4 mil kilómetros hasta alcanzar la frontera con Estados Unidos.

De Nadie, un documental dirigido por el mexicano Tin Dirdamal, nos presenta de cerca las desgarradoras historias de un grupo de migrantes centroamericanos que busca llegar a la frontera con Estados Unidos.

Esta es su primer obra como documentalista, aún así, Dirdamal ha logrado captar la atención de la audiencia internacional, destacando en numerosos festivales de cine mexicanos y extranjeros.


Migrante centroamericano.

El cineasta estuvo de visita en la ciudad de Tijuana para una presentación especial de su documental en el Centro Cultural Tijuana el viernes 6 de octubre y además impartió un taller de cine documental en la Universidad Iberoamericana del 9 al 11 de octubre.

El interés por abordar este difícil tema surgió a partir del trabajo voluntario realizado por Dirdamal en un albergue para migrantes en Veracruz, un estado del sur de México con un abundante tránsito de centroamericanos. El dolor ajeno lo motivó al joven originario de Monterrey a tomar una cámara de video para denunciar las injusticias y el dolor que presenciaba, a pesar de no tener experiencia cinematográfica alguna.

Maria, una migrante hondureña que aspira llegar a Estados Unidos para trabajar por un mejor futuro para sus cuatro hijos y su esposo enfermo, se convierte en la protagonista de la historia. Sus experiencias y su sufrimiento se vuelven el hilo conductor de una historia que habla sobre el fenómeno migratorio con un gran respeto y dignidad, presentando historias personales para crear conciencia sobre el sufrimiento cotidiano de los migrantes.

Durante los 82 minutos de duración del documental, los espectadores pueden ser testigos de los peligros que enfrentan los viajeros centroamericanos. El tren, su principal medio de transporte es al mismo tiempo su salvación y su condena, ya que pueden recorrer largas distancias sin pagar pasajes de camión, pero a cambio deben pagar su cuota a las pandillas que mantienen el control total de los vagones o ser arrojados del tren en movimiento.

Las pandillas como la Mara Salvatrucha se han convertido en la encarnación del diablo para los viajeros centroamericanos, por su forma despiadada de asaltar, violar y asesinar a sus víctimas. Las autoridades policíacas, que han jurado proteger y servir a la población se han convertido en los “ladrones con permiso” que roban, golpean y abusan con frecuencia de los migrantes indocumentados, ya que tienen la certeza de que no serán delatados a las autoridades por temor a ser deportados.

La obra cinematográfica producida por Tin Dirdamal, en colaboración con Iliana Martínez y Lizzette Argüello –dos de sus compañeras del Instituto Tecnológico de Monterrey– ha recibido importantes reconocimientos en festivales cinematográficos mexicanos como el Festival de Guadalajara y el Ariel, pero también en el circuito fílmico internacional, haciéndose acreedor del premio al mejor documental de la audiencia internacional del festival Sundance.

Letters to the Editor Return to the Frontpage