October 13, 2006

Comentario:

La Asimilación

Por José R. Uzal

El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, expresó recientemente que algunos inmigrantes mexicanos “tratan de seguir siendo mexicanos” en Estados Unidos, y los exhortó a asimilarse (inmediatamente) a la cultura estadounidense. El gobernador republicano dijo que los inmigrantes deberían aprender inglés, historia estadounidense y “hacer un esfuerzo para convertirse en parte de Estados Unidos” y añadió “Esto es muy difícil para algunas personas, particularmente, creo, para los mexicanos porque están tan cerca de su país y entonces tratan de seguir siendo mexicanos pero vivir en Estados Unidos. Por eso hay una suerte de ida y venida”. Estos consejos ingenuos, sin ninguna perspectiva histórica, salieron de la boca de un inmigrante que llego al poder, porque los votantes no aceptaron a un americano nativo de origen mexicano, completamente asimilado. Cruz M. Bustamante, el hoy en día vicegobernador de California.

Asimilar, es un verbo transitivo. Uno no puede asimilarse a nada, algo tiene que asimilarlo a uno. Arnold Schwarzenegger no se asimilo, a el lo asimilaron en nuestra sociedad por su talento, su personalidad y su determinación a triunfar pero es y seguirá siendo tildado de ser austriaco por el resto de su vida a pesar de sus triunfos. El gobernador comprende que la proximidad de México a Estados Unidos es un factor que impacta la asimilación. Estoy seguro que al expresarse de esa forma tenia en mente el ejemplo de otro famoso austriaco el cual vivía tan cerca de Alemania que decidió quedarse con ella. El miedo de que México este subrepticiamente invadiendo a EE.UU. y este tratando de cambiar su, idioma, su religión, su credo y sus costumbres es evidente en nuestra sociedad. El recelo xenofóbico es el tema de muchos libros, artículos y comentarios. Las leyes migratorias y la opinión pública al respecto a la inmigración están basadas únicamente en lo que sucede en la frontera con México, como si esta fuera la única fuente de inmigrantes indocumentados. Estados Unidos no esta asimilando a nadie hoy en día.

El gobernador Arnold Schwarzenegger, se olvida o no aprendió la historia que él demanda que los mexicanos aprendan. El gobernador debería familiarizarse con los detalles del tratado de Guadalupe Hidalgo en 1848, el cual asimiló a EE.UU. dos terceras partes de su territorio mexicano incluyendo California. Dicho tratado estableció al Río Grande como la frontera con Estados Unidos, garantizó las propiedades y los derechos civiles de los mexicanos a lo largo de la frontera, prometió patrullar su lado de la frontera y resolver futuras disputas por un sistema de arbitraje. Cuando el Senado ratificó el tratado eliminó la protección de las propiedades y otros acuerdos. Los asimilamos y los olvidamos.

No obstante el tratado de Guadalupe Hidalgo y la larga historia de abusos, explotación y discriminación, los mexicanos han sido asimilados por nuestra nación y ellos y sus descendientes son una parte integral de la sociedad norteamericana. El gobernador Arnold Schwarzenegger demanda que los mexicanos asimilen pero al mismo tiempo no ayuda a asimilarlos negándole licencias de conducir, ayuda médica y permitiendo los vigilantes fronterizos que los abusen. Arnold formó una familia americana, sus hijos se casarán bien y estarán orgullosos de los logros de su padre pero Arnold siempre será el Kunta Kinte de sus futuras generaciones. El que nos asimilen toma tiempo y para la primera generación la asimilación no llega nunca.

José R. Uzal (uzal@msn.com) escribe para el Latino Semanal., en West Palm Beach FL, sobre temas de interés para los hispanos parlantes

Letters to the Editor Return to the Frontpage