October 6, 2006

Foro de la Mujer Emprendedora en Tijuana

Por Luis Alonso Pérez

El papel de la mujer en México ha cambiado substancialmente durante la última década y ahora más que nunca ha dejado atrás el papel de madre de familia y se ha vuelto la cabeza de familia.

Situaciones adversas como el desempleo, los bajos salarios y la falta de oportunidades de crecimiento en diversos sectores económicos han orillado a muchas mujeres a probar su suerte con negocios propios.

Ante esta cambiante situación, el Instituto de la Mujer de Baja California (INMUJER) organizó el Primer Foro de la Mujer Emprendedora, que busca informar y motivar a todas las mujeres que deseen emprender un negocio o mejorar el que tienen.

“El objetivo de que las mujeres sepan de que existen alternativas” declaró Gabriela Navarro, Directora INMUJER de Baja California, durante la ceremonia de inauguración realizada el pasado 20 de septiembre.

“La potencialización del papel de la mujer y su plena participación en condiciones de igualdad en todas las esferas de la sociedad, incluidas la participación en los procesos de adopción de decisiones y el acceso al poder, son fundamentales para el logro de la igualdad, el desarrollo y la paz” expresó Navarro, citando una frase de la declaración de Beijing de 1995.

Las actividades del foro incluyeron paneles y conferencias por directores de grupos empresariales e industriales y prestadores de servicios para pequeñas empresas, así como charlas de mujeres de negocios sobresalientes.

Durante el evento se entregó a las participantes directorios de instituciones que otorgan créditos a empresas familiares o microempresas. De la misma forma se montaron módulos de información de diversas asociaciones empresariales y de apoyo a la mujer.

“El objetivo es que las mujeres tengan mejores oportunidades y sepan que existen alternativas.” Expresó la directora de INMUJER.

Durante la ceremonia inaugural del foro se contó con la participación de Oscar Ortega, subsecretario de Desarrollo Social de Baja California (SEDESOE), quien compartió su experiencia en un programa de proyectos productivos creado para apoyar el inicio de microempresas.

Según Ortega, uno de los criterios del programa era otorgar el 60% de créditos a mujeres con necesidad económica. “Lo curioso fue que no hubo necesidad de hacer una preselección a favor de las mujeres, porque se presentaron mayoritariamente mujeres a solicitar el crédito”.

De acuerdo con el subsecretario de SEDESOE, de cada 10 empresas iniciadas en México solo permanecen 2 después de 2 años. Durante una evaluación de los negocios que iniciaron hace dos años en el programa de proyectos productivos, 6 pequeñas empresas siguen trabajando y algunas de ellas han crecido.

Oscar Ortega mencionó el ejemplo de una pequeña fábrica de ropa que inició con la madre de familia y dos de sus hijas y ahora fabrica partes de uniformes escolares y tiene 6 empleadas más. “Lo que quiere decir que ya no solo beneficia a la familia que originalmente solicitó el crédito, sino que ahora beneficia a 6 familias más.”

Durante una entrevista con las trabajadoras el personal de SEDESOE descubrió que la condición que establecía la dueña del negocio para contratar empleadas era que fueran madres jefas de familia.

“En la medida que se han ubicado más mujeres en el sector laboral, que han sido apoyadas a tener mejores condiciones y mejores salarios ha habido mejores condiciones para toda la sociedad” declaró Gabriela Navarro de INMUJER, destacando que de la misma forma ha aumentado la participación de las mujeres en el sector empresarial.

La directora de INMUJER afirmó que de 1990 al 2000 se duplicó la cantidad de mujeres que participaban en una actividad productiva en México, destacando que en Baja California 37% de las mujeres trabajan, haciéndolo uno de los Estados con más alta participación laboral femenina.

Navarro indicó que la edad de mayor participación laboral en las mujeres bajacalifornianas es de 35 a 39 años, lo que la hace suponer que las mujeres en el Estado no abandonan el trabajo a pesar de tener hijos, debido a que el 70% de ellas tiene cuando menos un hijo y el 50% son casadas, viudas o viven en unión libre. “Lo que demuestra que también contribuyen al gasto familiar” indicó, destacando que en Tijuana casi el 25% de las mujeres son jefas de familia.

“Estas mujeres que son ejemplo de lucha, de ganas de salir adelante en grandes o pequeñas empresas” agregó.

Return to the Frontpage