November 22, 2006

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por: Luisa Fernanda Montero

Más vale puente que muro

A pesar de los sobresaltos que pudieran generarse entre los dos líderes de naciones que erigen muros entre ellas, George W. Bush y Felipe Calderón tuvieron lo que el futuro mandatario de los mexicanos llamó un encuentro cordial.

Felipe Calderón, tiene las cosas claras, como era de esperarse, en su breve visita se refirió a los temas comunes que afectan a los dos países, lo hizo con propiedad, con conocimiento de causa y con optimismo y dejó claro que el tema migratorio es prioritario en su agenda, pero no es el único.

Calderón declaró que su gobierno, no pretende que Estados Unidos le arregle los problemas sino que busca plantear los términos de una nueva relación de colaboración que les permita enfrentar y resolver juntos los temas que les son comunes; un mensaje sensato en un momento difícil para el gobierno Bush, que tras las pasadas elecciones no podrá seguir ignorando la realidad de un país en el que los demócratas también tienen la palabra.

El presidente electo de México, habló con optimismo de economías complementarias, de intercambio comercial y del progreso a futuro que ambas deben implicar, pero afirmó tajantemente que no cree en soluciones que contemplen murallas.

“Yo no puedo imaginar la prosperidad, ni para los americanos, ni para los mexicanos, si por una parte, a través del tratado de libre comercio, fortalecemos el intercambio de bienes y servicios y  ampliamos el flujo de inversiones, pero por el otro lado, a través de muros cerramos las posibilidades a lo más importante de la región que son las personas”, afirmó, poco antes de dictar una frase que arrancó aplausos:

“Puede más resolver el problema de la migración un kilómetro de carretera construido en Michoacán o en Zacatecas que 10 kilómetros de muro en Texas o en Arizona”.

Para el ya casi mandatario mexicano, valen más los puentes que los muros y es claro que el fenómeno migratorio no es un fenómeno deseable, pero también que las soluciones deben ser compartidas y que gran parte del problema empieza en un México exento de oportunidades laborales.

Calderón aseguró que su gobierno se comprometerá a generar esas oportunidades de trabajo con el fin, no sólo de controlar el constante flujo migratorio sino de darle la vuelta a la moneda que hoy en día le arrebata a México su valioso capital humano e impulsa la construcción de muros infames en pleno siglo XXI. Ojala lo logre.

Amigo lector de La Columna Vertebral, para obtener  información de servicios en tu comunidad, llama gratis a la Línea de Ayuda 1-800-473-3003.

Return to the Frontpage