November 3, 2006

Miles de Bajacalifornianos marchan contra la inseguridad

Por Luis Alonso Pérez

Víctimas de la inseguridad en Baja California encabezaron la marcha más concurrida en la historia del Estado y expresaron sus reclamos frente a los edificios de las autoridades de los tres niveles de gobierno en Tijuana.

De acuerdo con el comité organizador más de 8 mil personas, en su mayoría vestidas de blanco, continuaron con una caminata de 16 días que inició el sábado 21 de octubre y pretende recorrer 500 kilómetros hasta alcanzar Mexicali, la capital del Estado, el domingo 5 de noviembre.

Los manifestantes realizaron su primera parada frente a las oficinas de la Procuraduría General de la República, continuaron su camino hasta llegar al centro de gobierno municipal y finalizaron la marcha frente al cruce internacional.

En cada uno de los sitios visitados se montaron esculturas con mensajes a favor de la paz y se invitó a víctimas de la violencia o a sus familiares a que compartieran algunas palabras a los manifestantes.

Sara Ruiz, madre de una joven de 15 años que fue secuestrada y asesinada impunemente por sus captores, expresó que la violencia tiene las proporciones de un “monstruo sin control” y que Tijuana se ha transformado en una “copia burda de las autoridades de Ciudad Juárez”.

Alberto Capella Ibarra, coordinador del evento, declaró que la marcha tiene como objetivo vencer la apatía de la sociedad, solidarizarse con las familias de las víctimas de la criminalidad y expresar su inconformidad a las autoridades.


Uriel Frias, left, who’s father was kidnapped and remains unaccounted for, walks with his mother and younger brother during an anti-crime march in Tijuana

Un día después de la marcha en Tijuana, los marchantes continuaron su camino hacia el municipio de Tecate. Antes de partir, se reunieron con los medios de comunicación locales para realizar un breve recuento de su recorrido y expresar sus opiniones en torno a las actividades en Tijuana.

Miembros del comité organizador de la Marcha por las víctimas de la inseguridad, mostraron la mañana del lunes un gran entusiasmo por los resultados del recorrido en la ciudad de Tijuana.

Capella Ibarra expresó su agradecimiento a las familias, grupos sociales e individuos que salieron a la calle a manifestar su repudio a los hechos violentos que han azotado a la ciudadanía Tijuanense.

“Nunca en una cantidad tan importante habían salido los tijuanenses a manifestarse contra la inseguridad pública, de lo que estamos muy agradecidos”.

Los organizadores explicaron que en los tres municipios que han visitado, han escuchado las quejas de la ciudadanía relacionadas con la problemática de la inseguridad pública.

Desde su arranque en el poblado de San Quintín, pudieron percatarse que se ha visto afectada por el consumo excesivo de enervantes y el crecimiento del narcomenudeo

En Ensenada, un municipio que por mucho tiempo destacó por su tranquilidad, notaron que ya comienza a sufrir la realidad del secuestro.

El viernes pasado arribaron al municipio de Rosarito y se dieron cuenta de que ésta sufre los mismos problemas que desde tiempo atrás padece la ciudad de Tijuana.

Genaro de la Torre, coordinador de la Alianza Ciudadana por la Seguridad, habló sobre el recorrido realizado en la ciudad de Tijuana, que comprendió una primer parada en las oficinas de la Procuraduría General de la República, seguido por un acto público frente al palacio municipal, para terminar en el cruce fronterizo de San Ysidro.

“No solamente llegamos a los tres niveles de gobierno, también llegamos a la línea fronteriza, donde enérgicamente le pedimos a Estados Unidos que cumpla con su parte, porque sabemos que las cabecillas de las bandas delictivas de Tijuana viven allá y no se hace nada por detenerlas”.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera en Tijuana, Francisco Villegas, expresó su agradecimiento a la ciudadanía por su participación e hizo un llamado a las autoridades a considerar la inseguridad como un tema prioritario en la agenda social.

“La industria restaurantera ha sido golpeada fuertemente por los secuestros, ya que van alrededor de 20 compañeros secuestrados y como consecuencia nuestras ventas se han desplomado drásticamente.

Estamos enviando un grito de auxilio y le pedimos al señor gobernador que se quite esa venda de los ojos”.

Alberto Capella expresó que esta marcha es un llamado a las autoridades para que éstas cumplan con el clamor de paz y tranquilidad de la ciudadanía.

“Si este ambiente de inseguridad persiste, pues yo creo que va a haber necesidad de tomar acciones más drásticas por parte de los ciudadanos y empezar a buscar mecanismos como revocación de mandatos o lo que sea necesario”.

Por último convocaron a la población bajacaliforniana a asistir el siguiente domingo 5 de noviembre a la ciudad de Mexicali al evento público que dará fin a la marcha por las víctimas de la inseguridad y se darán a conocer las conclusiones finales del recorrido.

Return to the Frontpage