May 26, 2006

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Karina Flores-Hurley

Los peruanos en el extranjero y las elecciones

‘Pueblo que no ha aprendido de su historia, tiene el deber de repetirla’. Ese parece ser el lema de millones de peruanos, quienes el próximo domingo 4 de junio elegirán a su próximo presidente. Y es que la elección es por decir lo menos, polémica. El nacionalista Ollanta Humala y el ya conocido ex presidente de la república, Alan García Pérez se disputarán el gobierno de la república del Perú.

Es lo que se conoce como la segunda vuelta electoral, a la cual se llega cuando el candidato con mayoría de votos no sobrepasa a sus contrincantes por más de un 50 por ciento en la votación inicial, también conocida como ‘primera vuelta.’

Y fue de esta manera como los peruanos votaron el pasado 9 de abril para designar a quienes se disputarán la próxima presidencia del Perú. Ambos candidatos, provenientes de los partidos ‘Unión por el Perú’ y el ‘Partido Aprista Peruano’ respectivamente, sobrepasaron en votos a la candidata Lourdes Flores-Nano, quien se hubiera convertido en la primera mujer presidenta de este país sudamericano.

De la misma manera, miles de peruanos residentes en el extranjero se acercaron a las urnas para hacer valer su voto a la distancia. En el caso particular de Washington, donde como ciudadana peruana me acerco a cumplir con mi deber cívico, el escenario es por decirlo de alguna manera, muy fuera de lo común. Ante la mirada atónita de los residentes de un tranquilo barrio en el centro de la ciudad, todos los peruanos provenientes de los estados de Maryland, Washington y Virginia, se congregan entre comida típica, encendidas conversaciones y tráfico vehicular en lo que esperan decida el futuro de su país.

“Venimos a votar pensando en la familia que está allá”, me dijo un padre de familia que acudió a votar acompañado de sus tres hijos. Esa suele ser una tendencia entre los peruanos que votan en el extranjero; lo hacen pensando en los que están en el Perú, amparándose en lo que esperan se convierta en el líder capaz de eliminar de la noche a la mañana la pobreza que arrastra a nuestro país desde hace muchas décadas. “Venimos con nuestros hijos, para que conozcan la importancia de este proceso y para que no se olviden que son peruanos.”, añadió.

Por otro lado, y aunque a muchos les cueste admitirlo, hay quienes lo ven como un acto tedioso pero a la vez inevitable, ya que la ley peruana le impone a sus ciudadanos acudir a las urnas de manera obligatoria. Quienes no lo hacen, son multados con una suma de dinero equivalente a aproximadamente 33 dólares americanos.

A pocas semanas de la segunda vuelta electoral, los peruanos se preparan para repetir este proceso. La única diferencia es que la lista de candidatos presidenciales se limitará a dos, y que entre ellos se encuentra el futuro presidente del Perú.

El Ministerio de Relaciones Exteriores es la entidad gubernamental que se encarga de enviar y repartir las actas de votación para los ciudadanos peruanos residentes en el extranjero. Según su director de trámites de consulares, Hugo Flores, las actas de votación fueron enviadas el pasado 13 de mayo a los consulados peruanos en el extranjero.

Una vez que los votantes hayan hecho su elección, las actas serán enviadas nuevamente a Lima, donde se encuentra ubicada la oficina central del Jurado Nacional de Elecciones, entidad encargada del conteo y proceso de validación de todas las actas de votaciones realizadas tanto dentro como fuera del país. A partir de ese entonces, tendrán que transcurrir unas cuantas semanas para saber a ciencia cierta quién asumirá el próximo gobierno.

Todo parece estar listo entonces para la elección final. Si por casualidad se encuentra paseando el domingo 4 de junio por la ciudad y observa una gran multitud en una escuela cercana, no se trata de un festival familiar donde sólo parece hablarse de política, sino de las elecciones presidenciales peruanas.

Amigo lector de La Columna Vertebral, si desea acceder información y referidos a servicios en su comunidad, llame a La Línea de Ayuda de la Fundación Self Reliance al 1-800-473-3003

Return to the Frontpage