May 26, 2006

México del Norte
Por Jorge Mújica Murias

Mexicanos al grito de Guerra

Ahí nomás, en ese comienzo del Himno Nacional Mexicano, hay tres idiomas. “Mexicanos” es Náhuatl, “grito” es español, y “guerra” es alemán. En una traducción liberal de cada palabra, tenemos una frase así como “Naturales de México en voz muy esforzada van a la pelea”.

Resulta absurdo, pero así es la bronca con las traducciones, el origen de las palabras y los himnos nacionales: absurda. Podríamos decir que solamente sirve para alimentar el nacionalismo trasnochado, pero ni siquiera. Si los lemas nacionales están compuestos de diversos idiomas extranjeros, ¿cómo podrían servir para levantar el espíritu “nacional”?

Por cierto, el nombre del himno gringo, “Star Spangled Banner”, viene del griego “astrón”, del mismo del que viene “estrella”, sigue con la traducción de una palabra en alemán antiguo, “espange”, que en español sería “brocado”, y termina con una palabra viejísima, “banere”, que era la traducción al inglés antiguo de la palabra francesa “baniere”, proveniente del latín “bandaria”, con origen en el latín medio “”bandum”, que es de origen germano o alemán.

Aún así, dentro de la bola de detalles absurdos que forman parte de la discusión sobre la llamada “reforma migratoria”, los senadores se las arreglaron para declarar al idioma inglés (o por lo menos esa versión del inglés que se habla de este lado del charco), como idioma nacional, por obra y gracia del senador Republicano James Inhofe.

Más absurdo aún, al darse cuenta de la burrada que acababan de hacer, al otro día votaron otra parte más de la ley de inmigración, declarando al inglés como “idioma de unificación” del país, obra y gracia del senador demócrata Ken Salazar.

Hasta el periódico Washington Post se rió de ellos. En su editorial, el diario afirma que una encuesta mostró que apenas 4 de cada 10 estadounidenses dicen conocer todas las estrofas del himno, y que hay versiones del himno, desde 1919, en finlandés, alemán, yiddish y en O’odham, la lengua de la tribu Tohono.

De Muchos, Uno

El Post se ríe también (y nosotros le hacemos eco), porque en el portal de Internet del Departamento de Estado hay varias traducciones del himno, cuatro de ellas en español, además de versiones traducidas de la Constitución, y porque “el juramento, recitado todos los días en las escuelas de educación primaria a través del país, ha venido siendo por años en español en algunos salones con estudiantes que están en el proceso de inmersión al inglés”.

“Simplemente no podemos ganarnos el corazón y la mente de la gente de otros países si le cerramos la puerta a la gente para expresar su apoyo a nuestro país y nuestras libertades” dijo el senador Daniel Akaka, Demócrata de Hawai, y remató recordando que “el lema de Estados Unidos, `E Pluribus Unum’ (de muchos, uno), está en Latín”.

Hasta la Secretaria de Estado, Condolizza Rice le entró al debate: “He escuchado el himno nacional de varias formas”, dijo. “En versions de Rap, de Country, en música clásica. La individualización del Himno Nacional Americano está bastante avanzada”. Ya encarrerada, lanzó su propia opinión sobre la reforma migratoria: “Creo que nuestras políticas de inmigración necesitan ser humanas y también defender nuestras fronteras y reconocer que cuando la gente quiere venir aquí está buscando un mejor modo de vivir. El presidente (Bush) fue gobernador de un estado fronterizo, y cree que una reforma migratoria integral debe reconocer el papel que esta gente juega en nuestra economía pero también tener mano dura en la frontera, en el hecho de que quien quiera venir debe hacerlo legalmente”.

Y ahí volvemos al absurdo. No por la declaración de la Rice, que tiene sentido, sino por las acciones. Toda la discusión en el Senado contradice los discursos. No hay una sola propuesta que solucione, a fondo y a futuro, la problemática migratoria.Ciertamente el control fronterizo no lo resuelve, ni cantar el himno en inglés tampoco. Lo único que se está debatiendo es cómo salir del paso, aplacar a los votantes que no saben nada de inmigración, y llegar a las elecciones de noviembre.Siendo así, mejor que no aprueben nada, y nos vemos el próximo año.

Contacto Jorge Mújica Murias at mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage