May 19, 2006

Editorial:

National City - Proposición D. Ya estuvimos ahí, ya lo hicimos!

El pasado Noviembre los electores de National City rechazaron fervorozamente la Proposición B, la cual incrementaría el Impuesto Sobre Ventas en 1%! En su sabiduría infinita, el Concejo de la Ciudad votó para introducir la misma Proposición en la Boleta con una reforma menor: El Impuesto de Venta expira en diez años. Pero en esencia la Proposición D tiene los mismos problemas que llevaron a la Proposición B a la derrota!

Los mandatarios de la Ciudad están desesperados para resolver un problema, el cual ellos crearon, debido a su falta de imaginación o esfuerzo por lo cual no han llegado a ninguna forma de resolver su problema, excepto el de imponer un impuesto al humilde hombre trabajador. Lo único que escuchamos son los cortes a los Servicios, la Policía, y a los Bomberos, lo cual asusta a los votantes como para votar en favor de esta Proposición D. Además, nada en la declaración de la Boleta Electoral nos dice exactamente en qué será utilizado el dinero! Tampoco especifica que estos fondos extras serán utilizados para la policía o bomberos. Ni tampoco declara cuáles servicios serán ahorrados.

Los proyectados $7-9 millones serán destinados al Fondo General y ya ahí, serán, y podrán gastarlos en cualquier cosa en que ellos decidan hacerlo. Hay asuntos de confianza y fe en el actual equipo de Oficiales de la Ciudad. Los residentes de la Ciudad de National City han declarado, en el pasado, que ellos no confían en que sus representantes elegidos, una vez que tengan el dinero en sus manos lo utilizen para propósitos específicos.

La Ciudad de National City, está en el caos por la ineptitud y la incompetencia de los oficiales electos. Ellos mismos se han aumentado el salario, han contratado más personal para facilitar el desarrollo, han gastado exhorbitantes cantidades de dólares en consultores, han tirado dinero en comerciales de televisión, paquetes de publicidad y en viajes personales.

Estos oficiales electos han gastado dinero que no tenían y ahora la cuenta está pendiente. Este Concejal de la Ciudad no ha hecho absolutamente nada para detener estos gastos innecesarios. En lo único que piensan es como pueden obtener más dinero para seguir haciendo lo que mejor hacen. Esto se reflejó en una junta del Cabildo donde se dijo: “¡Si este Proyecto de Ley no pasa, entonces recibirán un corte de salarios!” Tal vez, sus renuncias serían lo mejor que pudieran hacer para ayudar a National City.

¡Treinta y cinco por ciento de National City ha sido designada para reurbanización, lo cual quiere decir que el dinero de impuestos generados en esas áreas solo puede regresar a esas áreas! ¿Por qué la ciudad no reduce el número de áreas de desarrollo y así librar el pago de impuestos para el Fondo General? ¡Ideas, cómo estas, necesitan ser exploradas antes que la ciudad más pobre del Condado aumente sus impuestos más allá de las posibilidades de los contribuyentes! ¡Recuerden, estamos hablando de la ciudad más pobre del Condado de San Diego!

Vote No en la Propuesta D y mande un mensaje al Alcalde y Cabildo:

¡Decídanse y expongan un mejor plan para salvar National City o Renuncien!

Letters to the Editor Return to the Frontpage