June 2, 2006

Investigadores mexicanos analizan el papel de México ante la reforma migratoria

Por Luis Alonso Pérez

La aprobación del Acta de Reforma Migratoria Comprehensiva el pasado jueves 25 de Mayo, regresó la esperanza de legalización para millones de inmigrantes.

Sin embargo “no se deben echar campanas al vuelo, como lo ha hecho el gobierno de Vicente Fox”, consideró un grupo de reconocidos investigadores sociales mexicanos, pues consideran que aún falta ver lo que sucede en las discusiones del congreso, donde los legisladores estadounidenses tratarán de cohesionar las iniciativas de los republicanos Chuck Hagel y Mel Martinez, con la controvertida iniciativa Sensenbrenner.

Cualquier proyecto de ley que apruebe esta legislatura contendrá demasiada seguridad y varios candados para la aplicación estricta de la ley. Es decir, habrá grandes esfuerzos en el vecino país por acabar con la migración indocumentada, lo cual seguramente ocasionará una serie de fricciones bilaterales, tanto en la frontera como por el creciente proceso de deportaciones” expresa un documento firmado por Jorge Santibáñez, Presidente de El Colegio de la Frontera Norte; Jorge Montaño, ex embajador de México en Estados Unidos y la ONU; así como los investigadores del Instituto Tecnológico Autónomo de México, Rafael Fernández de Castro y Rodolfo Tuirán.

Este documento es el resultado de una mesa de análisis llevada acabo el lunes 29 de mayo en Casa Colef, representación en la ciudad de México de El Colegio de la Frontera Norte.

Debido a que el 78 por ciento de la población inmigrante viviendo sin documentos en Estados Unidos es de origen latinoamericano y el 56 por ciento proviene de México

Los investigadores mexicanos consideran que a pesar de las bardas y el regimiento de agentes fronterizos, Estados Unidos ha practicado durante muchos años la «política de la tolerancia», es decir, que permite la presencia indocumentada a pesar de un discurso contrario.

Es por eso que expresaron que “México necesita evaluar con profundidad la pertinencia de sus estrategias; definir con claridad los objetivos e intereses en la materia; armonizar sus exigencias con el norte y sus prácticas en el sur.

El Presidente de El Colegio de la Frontera Norte, Jorge Santibáñez, escribió el pasado 12 de mayo en su columna semanal del periódico tijua nense Zeta, que “es necesario abordar la idea de una “refor ma migratoria mexicana”, incluso para dar consistencia a nuestro discurso y no propiciar que ni siquiera se nos tome en serio cuando pedimos allá, en Estados Unidos, lo que acá no otorgamos”.

Santibáñez considera que es el momento para que el gobierno de México afronte la responsabilidad que tiene hacia su propia gente.

“¿No nos basta con haberlos sacado del país, descuidarlos, extorsionarlos cuando regresan de vacaciones, pedirles que se sigan sintiendo mexicanos y que no dejen de mandar remesas?”

Return to the Frontpage