June 2, 2006

Fuerte entusiasmo por el Mundial en San Diego

Por Pablo Jaime Sainz

Usted puede verlo en las caras de los estudiantes de high school que traen puesta la verde, la camiseta oficial de la selección mexicana.

Puede verlo en los carros que pasan con sus calcomanías de la selección mexicana pegada en las cajuelas.

Puede verlo en la televisión, donde los noticieros latinos entrevistan a superestrellas del fútbol mexicano y de E.U. y donde se transmiten imágenes en vivo desde Europa.

Puede verlo dentro de las tiendas de artículos deportivos en todo el condado, que están repletas con equipos de fútbol y recuerdos de las selecciones, especialmente de México, Brasil y E.U.


La selección Mexicana de Fútbol posan antes de un partido amistozo en Francia, antes de la Copa Mundial 2006. (Arriba D-Izq.) Oswaldo Sanchez, Rafael Marquez, Claudio Suarez, Ricardo Osorio, Pavel Pardo, (Abajo, Izq. - D) Guillermo Franco, Carlos Salcido, Jose Antonio Castro, Gonzalo Pineda, Luis Perez y Jared Borguetti. AFP Foto/Omar Torres.

Es el espíritu del fútbol.

Es la pasión de la Copa del Mundo Alemania 2006, que inicia el próximo viernes 9 de junio.

Aunque San Diego no es precisamente conocido por su pasión fútbolera como otras ciudades con altas concentraciones de mexicanos, como Los Angeles, esta vez hay grandes esperanzas de parte de la comunidad latina que uno de los equipos latinoamericanos o de E.U. se lleve la Copa del Mundo.

“Mientras más nos acercamos al inicio del mundial, la gente empieza a sentir más nervios”, indica Jorge Villanueva, conductor de deportes de Univision Canal 17 en San Diego.

Villanueva dice que el noticiero ha estado presentando un segmento diario por 32 días donde se perfila a cada una de las 32 selecciones nacionales que participan en este mundial.

Los ratings de los segmentos, dice, están muy altos.

“En estos momentos la gente ama cualquier cosa que sea fútbol”, afirma.

Aunque existe algo de apoyo para la selección estadounidense, sin duda, en San Diego, como en Tijuana, el gran favorito de la raza es El Tri, como se le conoce a la selección mexicana en referencia a los tres colores de la bandera mexicana.

“La mayoría de los latinos aquí apoyan a México, pero hay aquellos que quizá sean tercera generación en este país que demuestran casi todo su apoyo para el equipo de E.U.”, indica Villanueva.

Mario Acosta, un residente de San Ysidro, dice que, siendo mexicano, él le echa porras para que México gane el mundial, o de perdida llegue hasta la final. Dice que el equipo de E.U. no tiene la pasión que los jugadores mexicanos ponen en el juego.

“El fútbol es una fuerte tradición en México”, afirma Acosta. “Es una gran sensación aquí dentro de nosotros al ver a nuestra selección en la cancha. Es algo que no puedo describir por completo”.

Como Acosta, muchos mexicanos en San Diego se ponen la verde y compran en una de las tiendas de artículos deportivos al sur del condado.

Una de ellas es Soccer Crazy, que tiene seis tiendas en el condado de San Diego.

Arturo Horta, presidente de Soccer Crazy, afirma que las ventas de la réplica de la camiseta oficial de la selección mexicana han incrementado un 200 por ciento en el último mes. Cada réplica se vende por 70 dólares.

“Las ventas están incrementando en todo lo que tenga el nombre de México impreso”, dice.

Horta dice que las playeras, las mochilas y los balones de fútbol también son populares.

Añade que los latinos entre 20 y 30 años son los fanáticos más leales, aunque hay muchos niños que usan artículos de la selección mexicana.

Horta dice que unos cuantos anglosajones compran en Soccer Crazy, aunque afirma que hay muchos europeos comprando cosas de las selecciones inglesas e italianas.

Los artículos de la selección de E.U. no se venden mucho, pero Horta dice que el día que juega E.U las ventas incrementan un poco.

Añade que aunque hay muchos clubes amateurs de fútbol en San Diego, en términos de fanáticos futboleros, el condado de San Diego no se compara a Los Angeles y Chicago. Y, por supuesto, ni a Tijuana, donde la fiebre del Mundial sigue creciendo.

“Las camisetas mexicanas las venden por más de 100 dólares al otro lado de la frontera porque hay mucha demanda”, indica.

Los equipos locales de fútbol también apoyan a México.

Javier Guerrero, quien juega en varias ligas de fútbol en el sur del condado, dice que el domingo 11 de junio, cuando México hace su debut en este Mundial en contra de Irán, él y sus compañeros van a tener una carne asada en su casa de Chula Vista.

“Ese es un día de celebración, un día cuando el tiempo se detiene y nos vestimos con nuestro orgullo mexicano”, afirma.

Return to the Frontpage