July 28, 2006

“Sigo Siendo el Rey” Conferencia musical de Carlos Monsiváis en homenaje a José Alfredo Jiménez

Por Luis Alonso Pérez

Una noche de romance, nostalgia e identidad mexicana disfrutó un grupo de aproximadamente 350 personas que asistieron a la conferencia que el célebre escritor Carlos Monsiváis preparó en honor al legendario compositor José Alfredo Jiménez, considerado por el conferencista como “el gran poeta popular del siglo XX en México”.

“Sigo siendo el Rey” fue el título de la conferencia que dio fin al ciclo Los Rostros de México, organizado por el Instituto Cultural Mexicano del Consulado de México en San Diego, llevadas a cabo en el auditorio del Museo de Arte de San Diego, en el Parque Balboa.

El evento dio inicio con la proyección de un video en el que Jiménez interpretó la canción “15 de septiembre”, una pieza que exalta el orgullo a la independencia mexicana.

Monsiváis habló sobre la vida, obra y legado del compositor guanajuatense, interpolando una selección de sus canciones más reconocidas interpretadas por el trío Contrapunto, quien compartió el escenario con el escritor mexicano durante la conferencia. El primer éxito interpretado fue “Ella”, una canción clásica que demuestra la teoría de Monsiváis: “no hay cómo envejecer a José Alfredo”.

El pueblo de Dolores Hidalgo del Estado de Guanajuato fue la cuna del compositor, quien llegó a este mundo en 1925 y a muy temprana edad se mudó a la capital, donde comenzó a escribir canciones desde los 14 años y con el tiempo se convirtió en un prolífico escritor a pesar de no tener una educación musical formal, por lo que constantemente recurrió a la ayuda del compositor Rubén Fuentes.

“Sus canciones transportan el origen campirano a la nostalgia citadina” una de las características indelebles de la música ranchera, según apuntó el conferencista.

El conjunto interpretó algunas piezas clásicas de las cantinas como “El último trago” considerada por Monsiváis como “El vehículo de la tristeza” que fuera interpretada extraordinariamente por Chabela Vargas.

A su vez, el escritor destacó las fabulosas interpretaciones de las piezas de Jiménez por mujeres como Lola Beltrán, Lucha Villa y Amalia Mendoza, quienes lograban una combinación emocional perfecta al unir “los reclamos de un hombre con las destrezas de una mujer”.

Un suspiro colectivo se escuchó en el auditorio cuando el trío comenzó a interpretar la famosísima pieza “Si nos dejan” una canción que no ha perdido vigencia debido a su notable calidad musical, la cual ha trascendido hasta nuestros tiempos, desde una época “cuando las dos principales televisoras del país no dictaminaban los gustos musicales del momento” agregó Monsiváis.

El conferencista recordó una noche de parrandas en la cantina “Las Adelas” de la capital mexicana, cuando escuchó por primera vez la canción “Un Mundo Raro”, la cual describe como un “himno a la desolación perfecta”.

Para Monsiváis, las canciones que provienen de una “épica de la embriaguez” reflejan el origen de un compositor que vino “desde abajo”, así como el orgullo de la clase obrera mexicana con un razonamiento sencillo “como no tengo dinero, tengo mucho corazón”. Para el conferencista la obra de Jiménez obedece la premisa de que el mexicano es desdichado por naturaleza, y “no existe mejor terapia de grupo que la borrachera”.

El escritor mexicano relató los últimos días de José Alfredo Jiménez, cuando alcanzó los puntos más altos de la fama en México y reconocimiento internacional, sin embargo “nunca percibió el valor profético que se le adjudicaba”. El compositor gozó de una carrera muy prolífica y viajó por muchos lugares del mundo, sin embargo sus derroches y malas administraciones de sus regalías no le permitieron cosechar plenamente los frutos económicos de su trabajo.

La conferencia concluyó con la interpretación de “El Rey”, una canción que indiscutiblemente representa a José Alfredo Jiménez y que según Monsiváis “se ha tocado tanto que ha perdido su sentido original”.

El trío tocó la melodía y todos en el auditorio acompañaron a los músicos, incluyendo a Carlos Monsiváis, quien advirtió que “el que no acompañe será desertor del sentimiento”.

“Sigo siendo el Rey” fue la última conferencia de este ciclo de Los Rostros de México, que reunió a un grupo importante de escritores, críticos y artistas para hablar sobre los temas más importantes de la cultura y tradición mexicana.

Return to the Frontpage