July 14, 2006

Viviendo con el salario mínimo en San Diego

Por Luis Alonso Pérez

Francisco Cerón es un trabajador de San Diego con tres hijos que alimentar ganando el salario mínimo. Como muchos trabajadores Francisco tiene que mantener dos trabajos de tiempo completo para sobrevivir y mantener a su familia.

Todos los días limpia restaurantes de diez de la noche a seis de la mañana y limpia oficinas de 10 a.m. a 6 p.m.

“Lo que me gustaría es que el salario se incrementara de acuerdo a como suben las cosas, como sube la gasolina, pues que suban el salario también, un salario digno para poder vivir dignamente”.

Legisladores Californianos actualmente están considerando dos propuestas de ley que incrementarían un dólar la hora al salario mínimo en un periodo de dos años e implementarían un sistema conocido como “indexing” para futuros incrementos, garantizando aumentos anuales al salario mínimo proporcionales al nivel de inflación del Estado.

Dos estados vecinos, Washington y Oregon, han aprobado leyes similares a la AB1835 y SB1162, además usan el sistema de “indexing” para mantener un equilibrio entre el salario mínimo y el costo de vida.

El Gobernador Schwarzenegger ha acordado elevar el salario mínimo de $6.75 la hora a $7.25 en el 2006 y $7.75 en el 2007. Sin embargo, se opuso a los incrementos sistemáticos y ha declarado que vetará toda ley que contenga el sistema de “indexing”.

De acuerdo con Victoria Samaha, organizadora principal del grupo de apoyo comunitario ACORN, ésta es una maniobra para mantener su popularidad intacta durante la temporada electoral.

“El aumento de salario no debe prestarse a juegos políticos en épocas de elecciones para beneficiar los intereses de los candidatos de diferentes partidos. Debe ser algo de acuerdo a la necesidad social y económica de los ciudadanos, de las personas que trabajan y hacen los trabajos más duros, más pesados, que nadie quiere y que alguien tiene que hacer”.

Las dos propuestas de ley han causado controversia entre los activistas comunitarios y los líderes empresariales sobre los efectos que puede traer los aumentos de salarios a la economía de California comparado con los beneficios que traerá a trabajadores de escasos recursos.

La Cámara de Comercio de California se opone a los incrementos, llamándolo “aumentos automáticos imprudentes” que eliminan la habilidad de las autoridades para considerar los impactos que cada incremento puede traer a los empleadores y los empleados.

La cámara considera que ligar los incrementos salariales con el nivel estatal de inflación, e ignorar otros factores como la economía del Estado resultará inevitablemente en aumentos en tiempos cuando la economía no será capaz de absorber los altos costos de nóminas.

Jean Ross, Directora Ejecutiva del Proyecto de Presupuesto de California, una organización no gubernamental basada en Sacramento, que recientemente publicó un estudio indicando datos importantes sobre el salario mínimo, sugiere que la mayoría de los estudios académicos que se han realizado sobre el impacto de incrementos modestos en el salario mínimo apuntan que tendría un impacto muy ligero, si es que lo tiene, sobre los trabajos.

El estudio también reveló que un salario mínimo no compra lo mismo que solía comprar.

“Encontramos que desde el punto más alto de poder adquisitivo del salario mínimo en California en 1968, su caída no ha mantenido el mismo paso de la inflación, y ahora el salario mínimo compra una tercera parte menos de lo que solía comprar en el 68”.

Por ahora, Francisco y miles de trabajadores que ganan el salario mínimo en el Estado esperan un resultado favorable para las dos propuestas de ley, ya que podrían significar mejores condiciones de vida para su familia.

“En mi familia somos dos adultos y tres niños, vivimos en un departamento de dos recámaras y compartimos una recámara para rentar la otra y poder agarrar un poco más de dinero para sobrevivir. Me gustaría que subieran el salario de acuerdo al costo de vida para tener un sueldo digno y darle a mis hijos otro lugar, una casita”.

Return to the Frontpage