July 14, 2006

Sembrando en nuestra comunidad: El jardín comunitario del Parque Regional del Valle del Río Tijuana en San Ysidro

Por Luis Alonso Pérez

Todos los días Don Manuel llega a su parcela y revisa que sus verduras estén creciendo bien, se asegura que sus milpas no estén contaminadas con plaga y riega minuciosamente sus plantas.

Pudiera parecer que se trata de una granja en el valle central de California, pero no es así, Don Manuel renta un pequeño espacio para cultivar en el jardín comunitario del Parque Regional del Valle del Río Tijuana en San Isidro, y todas las tardes maneja tres millas desde su condominio para trabajar en su parcela de 30 por 30 piés, donde siembra verduras como tomate, maíz, chiles y calabazas por mencionar algunos.

Este proyecto inició en 1999 por iniciativa del Departamento de Parques y Recreación del Condado de San Diego y es administrado por el Distrito de Conservación de Recursos del Condado de San Diego (DCR). Su objetivo es proveer a la comunidad del sur de la bahía que no cuenta con un jardín en su casa, con un espacio común para cultivar flores, verduras o frutas.


Don Manuel trabajando su parcela.

Actualmente existen 144 espacios en un área total de 23 acres, localizados a un costado del cauce del río Tijuana. Por el momento todos los espacios se encuentran ocupados y existe una lista de espera para obtenerlos de más de veinte personas, pero pueden ser solicitados por cualquier ciudadano, el único requisito es llenar una solicitud, estar de acuerdo con las reglas del jardín y pagar una cuota anual de $60 dólares ya que el espacio sea otorgado.

Los espacios en el jardín comunitario son muy solicitados y la mayoría de las personas que se inscribieron cuando inició el proyecto todavía lo rentan, de acuerdo con Marty Leavitt, Directora de Distrito del DCR. “Es muy poca la gente que decide dejar su espacio, al menos de que tengan que mudarse a vivir a otra área”.

Don Manuel lleva desde agosto pasado con su parcela, ya que estuvo alrededor de un año y medio en lista de espera, sin embargo sus verduras y sus flores crecen fuertes y sanas como si llevara muchos años trabajando esa tierra. Su amor por la tierra inició cuando era muy pequeño y vivía en una granja en Texas, pero ahora vive en un condominio y no tiene espacio para sembrar más que flores en sus macetas.

De la misma forma que Don Manuel conserva su arraigo cultural por el trabajo de la tierra lo hacen varios de sus vecinos como Mai Lee, originaria de Laos, quien conserva las tradiciones de cultivo sembrando una especie de pepinos originaria de su país.

La señora Lee lleva más de tres años con su parcela y aunque reside en Nacional City trata de ir a regar todos los días después de trabajar. Para ella sembrar es una actividad familiar, ya que su hermano, su tía y varios de sus amigos rentan parcelas en el jardín comunitario del Valle del Río Tijuana.

“Yo creo que los beneficios son tremendos” expuso Marty Leavitt “Es una comunidad mixta, en la que participan diferentes grupos étnicos, todos disfrutan trabajar la tierra y por supuesto cosechar los resultados de su propio trabajo”.

Para Don Manuel el trabajar la tierra es una actividad terapéutica, ya que le ayuda a alejarse por un momento de las preocupaciones de la vida diaria y dedicar su atención a sus verduras, frutas y sus flores, lo cual hace con mucho esfuerzo, siguiendo las técnicas orgánicas de cultivo que aprende en la televisión.

“Además de todo lo mencionado, existe un espíritu de comunidad y un sentido de pertenencia que viene con esta actividad” agregó Leavitt.

Para más información sobre el jardín comunitario del Parque Regional del Valle del Río Tijuana o para solicitar un espacio se puede comunicar a las oficinas de Escondido del Distrito de Conservación de Recursos del Condado de San Diego (Resource Conservation District of greater San Diego County) al teléfono (760) 745 2061.

Return to the Frontpage