July 14, 2006

Use Su Corazón: Trátelo Con Cariño

Por Esmeralda Servin

La enfermedad del corazón es la causa principal de muerte entre los latinos. De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, el 29 por ciento de los hombres y mujeres méxico-americanos padecen de enfermedades cardiovascularares nacionalmente. Enfermedad cardiovascular incluye enfermedades del corazón, ataque al cerebro, presión arterial alta, insuficiencia cardiaca, defectos cardiovasculares congénitos, la arteriosclerosis, y otras enfermedades del sistema circulatorio.

Desafortunadamente, los méxico-americanos no suelen darse cuenta de los síntomas de enfermedad cardiovascular, no buscan tratamiento médico, o no tienen la capacidad o recursos para controlar la enfermedad del corazón de acuerdo con Los Centros Para Controlar y Prevenir la Enfermedad. Aún así el conocimiento es la defensa más importante contra las enfermedades cardiovasculares.

El conocimiento es la clave para prevenir enfermedades del corazón.

Michelle Zive, M.S., R.D., directora del Programa de 5 al Día en San Diego e Imperial County, dice que hay opciones para disminuir la probabilidad de caer víctima a enfermedad del corazón. Lo primero que hay que hacer es encontrar la manera de mantener un peso saludable. De acuerdo con los Centros de Control de Enfermedades el cuarenta por ciento de adultos latinos en California pesan más de la cuenta y más de 1 de cada 3 latinos adolescentes en California también pesan más de la cuenta o corren el riesgo de pesar más de la cuenta.

De acuerdo con Zive, pe-queños cambios en la dieta tienen gran impacto. Por ejemplo, cambie a leche de 1% o desnatada y beba agua en lugar de sodas o bebidas azucaradas. Intente comer de 3½ a 6½ tazas de frutas y verduras al día. Además de ser bajas en grasa por naturaleza, las verduras de color verde oscuro y naranja tienen muchas vitaminas y minerales que protegen el corazón.

“Coma más comidas preparadas en casa”. dijo Zive. “Las investigaciones demuestran que la gente que come comidas preparadas en casa con la familia, no suele comer más de lo necesario, come más cantidad de frutas y verduras, y no bebe tanta soda.”

Una dieta saudable junto con actividad física, es la forma ideal de mantener el corazón sano y el peso bajo. Pero eso no quiere decir que tiene que hacer cambios drásticos en su forma de vivir.

“Empiece despacio,” dice Zive. “Si normalmente no hace ningún tipo de ejercicio, empiece por caminar alrededor de la cuadra. Camine por lo menos tres días por semana. Una vez que ha caminado alrededor de la cuadra por una o dos semanas, intente caminar 2 cuadras — hasta que esté caminando por lo menos 20 minutos tres veces por semana. Lo ideal es de hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día.”

La participación de la familia es una manera excelente de establecer costumbres saludables. “Salga afuera y juegue con sus hijos, al fútbol o al fútbol americano o camine a la tienda con ellos”, dijo Zive. “Uno debería pasarlo bien cuando hace ejercicio”.

Kari Herzog, directora de Nutrition Link, un programa educativo sobre la nutrición en la escuela, dice “los padres tienen mucha influencia con sus hijos. Si los padres hacen ejercicio y comen saludablemente, estarán más saludables, sus hijos se darán cuenta, y estarán más saludables también.”

A veces el trabajo interfiere con la rutina de ejercicio, pero Zive sugiere que se incorpore la actividad física en la vida cotidiana.

“Si usted está sentado la mayoría del tiempo en casa o en el trabajo, levántese cada hora y camine alrededor de la oficina o casa,” dijo Zive. “O suba por las escaleras en lugar de usar el ascensor o la escalera mecánica”.

Además de cambios en su dieta y de hacer ejercicio, si evita vicios como el fumar reducirá la probabilidad de contraer enfermedades del corazón.

De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, hay cinco cosas que puede hacer para mejorar su salud hoy:

• Fumar — El fumar aumenta mucho la probabilidad de contraer enfermedad del corazón y es una de las causas del paro cardíaco súbito. Cuan-do fuma aumenta el riego de enfermedad del corazón, sube la presión arterial, disminuye la cantidad de ejercicio que puede hacer y aumenta la tendencia de la sangre a coagularse, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón.

• Presión arterial alta — Si comen una dieta más sa-ludable, hacen ejercicio y reciben exámenes médicos rutinariamente la mujeres méxico-americanas tienen menos tendencia a padecer de presión arterial alta. Comiendo menos sal puede ayudar a bajar la presión arterial.

• Nivel de colesterol alto — Si come alimentos con poca grasa puede reducir su nivel de colesterol, su peso, y es una manera ideal para prevenir enfermedad del corazón. Al mismo tiempo dá buen ejemplo a sus hijos. Vaya a que le miren el nivel de colesterol para ver si está a un nivel saludable.

• La diabetes — Su riesgo de contraer enfermedad del corazón aumenta bastante si tiene diabetes, especialmente si no recibe el tratamiento adecuado. Además, comparados con los blancos no-hispanos, los méjico-americanos tienen más probabilidad de tener la diabetes, de acuerdo con los Centros de Control de Enfermedades.

• La obesidad y la in-actividad — Hacer ejercicio rutinariamente es la clave para mantenerse en forma y también disminuye la probabilidad de contraer enfermedades cardiovasculares. De acuerdo con los Centros de Control de En-fermedades, los méxico-americanos, comparados con los blancos no-hispanos, tienen la propensidad de pesar más de la cuenta y suelen hacer menos ejercicio.

Si desea más información para saber como mantener buenas costumbres de comer—vaya a, www.sd5aday.org o llame 5 A Day al 1-888-EAT-FIVE.

El sitio web del Instituto Nacional del Corazón, Pul-mones, y Sangre es una fuente excelente para los latinos y enfermedades del corazón. Si desea más información, vaya a, www.nhlbi.nih.gov

Esmeralda Servin está haciendo las prácticas con UCSD San Diego EXPORT Center y tiene título universitario de San Diego State University. El San Diego EXPORT Center es una colaboración con organizaciones dedicadas a investigar el bienestar de las minorías y dis-paridades en cuanto a la salud.

Return to the Frontpage