December 29, 2006

México del Norte
Por Jorge Mújica Murias

Del tintero de 2006

Con todo y todo, 2006 fue un buen año. O sin nada de nada, dirían los pesimistas, porque no pudimos hacer que en la cocina del Congreso de Estados Unidos nos prepararan unas enchiladas completas. Suponemos que habrá que darles unas clases de cocina.

Pero aún así, el año estuvo lleno de eventos y acontecimientos que nos permitieron divertirnos a lo largo de 51 semanas. Y aquí está esta, cerrando el año.

Y quedaron pendientes. Por ejemplo, nunca pudimos hablar del “Gober Precioso” Mario Marín, de sus audioescándalos y la tranza de la reserva ecológica que hizo en Puebla y que, de paso, desplazó un montón de poblanos hasta Nueva York quienes (ha de ser venganza), exigen que les cambien al californiano Carlos Olamendi y pongan a alguien más a atender a los Poblanos en el Exterior. Jugoso el chisme.

Luego vinieron las marchas, y con ellas material fresco para escribir. Pero faltaron miles de cosas. Por ejemplo, las consignas de la raza en sus carteles y mantas hechas con el mantel o las sábanas viejas de la casa para ir a las manifestaciones. “No soy terrorista, soy el cocinero de tu restaurante favorito”, “Si mis impuestos son legales, ¿por qué yo no?”. También las hubo religiosas y faltó espacio para publicarlas, como el Padrenuestro del compa Rogelio Martínez Faz:

“Padre nuestro que estás en el norte, tan codiciado sea tu dólar. Venga a nosotros tu amnistía, así en la tierra como en el espacio (por lo de aliens).

Danos hoy, las migajas de cada día. Y perdona nuestra ilegalidad, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

Y no nos dejes caer en tentación de brincar el muro, más líbranos de la migra.

Porque tuyo es el Congreso, el poder y la explotación de todos los que vienen por los siglos y los siglos. Amén”.

Y también con las marchas vino el anuncio oficial: “El gobierno prohibió a los funcionarios de los consulados mexicanos en Estados Unidos que participen en un boicot a productos estadounidenses que se realizará el 1 de mayo en apoyo a los inmigrantes indocumentados”. Así lo reportó la Associated Press. “Hacerlo implicaría violar la soberanía de otro país, mantener una actitud injerencista que no queremos que nadie la tenga con nosotros”, señaló el intérprete oficial de Fox, Burrén Aguilar, quien añadió que “el gobierno de Fox es respetuoso de las manifestaciones de la sociedad civil, pero también de la soberanía de los países”, y confió que ningún funcionario “habrá de violar sus propios estatutos”. Ese ameritaba como dos columnas seguidas!

 

Más pendientes

También faltó hablar de Liones Sosa, ideólogo Republicano que quiso hacer marketing con el movimiento inmigrante, creando su página Web MATT Mexicans and Americans Thinking Together. Nadie lo peló.

Y tampoco pelamos a Sensenbrenner cuando comparó la ley de inmigración gringa con la mexicana y dijo que salíamos perdiendo. Ya sabíamos (¡por eso estamos acá, no allá!)

Se me quedó en el tintero el comentario sobre la inconstitucionalidad de mandar a la Guardia Nacional a la frontera, y de paso un tache al gobierno de Illinois que aceptó mandar jóvenes a Califas el próximo año.

Luego por ahí vino una nota genial, de un gringo que quería, como parte de la Reforma Migratoria, que se le implantara un micro chip a cada trabajador “huésped”. Como en el súper, la Migra podría saber de inmediato quién es, cómo se llama su amá y desde hace cuánto debió regresar a México. Ríase, pero como no hubo reforma tampoco hubo micro chips, aunque Wisconsin sí aprobó una ley prohibiendo la implantación forzada de microchips. Esa la prometo p’al próximo año.

También quedó pendiente una cotorrísima sobre una demanda legal para resolver si el Burrito (la comida, no el animal), es un sándwich o no. Lo curioso del caso es que la demanda era contra un restaurant mexicano, de parte de uno italiano. Ninguno reparó en que el Burrito ni es mexicano…

En el plano serio, faltó hablar de la propuesta en el Condado de Cook de conseguirle papeles a los médicos, paramédicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud para aliviar la escasez de chambeadores de ese tipo.

Y faltó algo sobre las ordenanzas esas absurdas de Hazleton y Carpentersville, que prohíben respirar a los indocumentados. Faltó decir que las han declarado inconstitucionales antes de que entren en vigor.

Pero lo que más faltó en todo el año fue poder decir “¡Ganamos la Amnistía!”.

Lástima, pero que bueno, porque así hay tema pa’ seguir peleando el próximo año!

Contacto Jorge Mújica Murias at mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage