December 1, 2006

Pandeando al coro

“The nativity story” arriesga poco en su historia

Por Jose Daniel Bort

Las grandes historias bíblicas son complicadas de hacer en cine por el hecho de la autenticidad. Son historias que pasan de una generación a otra por vía oral, y cada persona tiene su propia relación personal con ella, una que muchas consideran sagrada y especial.

Y entre todas las historias bíblicas, la del nacimiento de Jesús es quizás una de las más sencillas y hermosas por su simpleza. A su vez, puede tornarse en una de esas historias donde no se puede evitar escaparse el bostezo en mitad de la misma. Esto es lo que ocurre con la somnífera versión de la directora Catherine Hardwicke.

Conocida por la interesantísima “Thirteen” y por la mediocre “Lords of Dogtown”, pareciera que Hardwicke haya asegurado todos los lugares comunes en esta historia de la natividad, donde no hay absolutamente nada nuevo o interesante que contar. Cuando no hay una nueva propuesta, las historias se quedan en la página, y esto es lo que sucede aquí.

Inclusive actores con grandes actuaciones anteriores se quedan muy, pero muy cortos aquí. La protagonista de la historia es la virgen Maria, quien en las manos de Keisha Castle-Hughes no pasa de ser una niña atónita sin ninguna vida interior. Mucho mejor parado queda José en las manos de Oscar Isaac, quien llena de una vida interior a un personaje que hacia falta.

Pero es poco lo que se puede salvar de esta producción. Pareciera la primera película de la directora, quien tiene el poco atino de trabajar el tiempo cinematográfico en los momentos de acción de la historia, por lo que todos se sienten apurados y sin completa resolución. El resto son largos close ups a la cara de Castle-Hughes, esperando a que la actriz reaccione a instrucciones bastante poco precisas.


Keisha Castle-Hughes en el papel estelar como “Mary” en The Nativity Story. Foto Credito: Jaimie Trueblood

La historia comienza en la noche de la epifanía (donde el rey Herodes ordena la famosa masacre de todos los niños menores de dos años) y luego se retrasa un año, para luego llegar al mismo evento como resolución. Mientras tanto, María recibe la revelación del arcángel Gabriel sobre su misión en el planeta, de la misma forma que su primo Zacarías, acerca del futuro de su hijo con Elizabeth, quien también tiene otra revelación.

Los reyes magos de oriente deciden hacer su viaje siguiendo una estrella especial que ellos piensan los llevará al nacimiento del hombre que cambiará el destino de la historia.

Así, entre revelación y éxodo, los personajes cumplen sus cometidos con la diligencia de los cléricos en el banco.

Para los devotos, esta “Nativity Story” funcionará por lo acertada y concreta es con respecto a los detalles que todo el mundo conoce, pero desde el punto de vista cinematográfico, esta película pasará a la historia por su incapacidad de recrear los acontecimientos con algún tipo de imaginación.

Return to the Frontpage