August 25, 2006

La historia de la lucha de las latinas por el voto, ignorada por muchas

Por Pablo Jaime Sainz

Muchas latinas no valoran su derecho al voto y nunca participan en las elecciones, debido a que no conocen el difícil camino que las mujeres en general tuvieron que enfrentar para ganar el derecho al voto en los Estados Unidos, de acuerdo a una importante historiadora latina.

Gracia Molina de Pick, una profesora jubilada de la Universidad de California, en San Diego, y considerada como una de las fundadoras de los programas de Estudios Chicanos en San Diego, señaló que la falta de información de las latinas acerca de la historia del sufragio femenino es algo que daña a la comunidad.

“Esta apatía que hemos visto en años recientes se debe a la ignorancia acerca de nuestra lucha pasada”, indicó Molina, de 76 años de edad. “Pero sólo a través del voto podemos traer una revolución positiva de cambios a nuestra comunidad latina. Necesitamos que todas las latinas que pueden votar que voten”.

Para poder educar a las mujeres en general, este sábado 26 de agosto, el Women’s History Museum and Education Center de San Diego tendrá un evento para conmemorar el 86 aniversario desde que las mujeres recibieron el derecho al voto en los Estados Unidos.

El 26 de agosto de 1920, la enmienda 19 de la Constitución finalmente fue hecha ley federal (por un voto) terminando con una lucha de 72 años iniciada con la Declaración de Sentimientos de Elizabeth Cady Stanton, hecha en la Seneca Falls Convention en 1848.

El museo transmitirá la película de sufragio de HBO Iron Jawed Angels, la verdadera historia de las sufragistas Alice Paul (interpretada por Hilary Swank) y Lucy Burns (interpretada por Frances O’Conner), quienes rompieron con el movimiento feminista conservativo para avanzar la campaña hacia adelante, cambiando el futuro de Estados Unidos.

El evento, que inicia a las 7 p.m. y cuesta $20 en general y $10 para estudiantes, también servirá para recaudar fondos de todos los programas del museo, incluyendo exhibiciones, talleres y colecciones.

Incluirá visitas guiadas del museo, un breve programa antes de la película, música en vivo y rifas de premios.

El evento también resaltará la participación de las latinas en el camino al sufragio, indicó Olivia Puentes-Reynolds, presidenta de la mesa directiva del Women’s History Museum.

“Es importante, es critico que las latinas conozcan el pasado para poder continuar ejercitando su voto”, dijo.

Molina también es miembro de la mesa directiva del museo. Ella fue una de las primeras cinco mujeres en ser incluidas en el Salón de la Fama de las Mujeres de San Diego.

Dijo que las latinas, en especial las chicanas, jugaron un papel importante en el movimiento sufragista femenil en los E.U.

“Hubo una relación importante entre las mujeres anglosajonas y las chicanas, aunque muchas veces las mujeres de color sufrían doble discriminación por ser mujeres y por ser parte de una minoría étnica al mismo tiempo”, dijo Molina.

Hay muchos ejemplos de latinas que lucharon por los derechos de las mujeres en E.U.

La primera novela en inglés escrita por una latina fue publicada en 1872. La autora era María Amparo Ruiz de Burton y su libro Who Would Have Thought It? ofrecía una fuerte crítica del racismo de los E.U. al mismo tiempo que apoyaba el sufragio de las mujeres.

“Se puede ver el sufrimiento de las mujeres a través de los años para obtener el derecho a votar”, dijo Molina.

También dijo que la lucha de las latinas por el voto incluía una larga batalla en México, país donde nació Molina en 1930 y donde vivió hasta 1957, el mismo año en que Molina se mudó a San Diego.

Aquí continuó con la labor que inició en México como activista feminista.

Siguió enseñando en universidades y colegios comunitarios y al mismo tiempo fundó varias organizaciones femeninas, incluyendo en 1970 la Comisión Femenil Mexicana Nacional.

Hoy, muchas jóvenes latinas no valoran sus derechos, dijo, algo que ella exhortó a las latinas a cambiar.

“Nada va a tener una verdadera mejora para nuestras comunidades latinas si las mujeres no votan. Con todos los inmigrantes explotados, con la discriminación, no vamos a lograr justicia sin la participación de las mujeres latinas. Hay que recordar que las mujeres somos mayoría.”

Return to the Frontpage