August 25, 2006

Adán y Eva regresan a México

Esta semana terminó la odisea de una obra de arte colonial mexicana.

Por Pablo Jaime Sainz

Una pintura colonial del Siglo XVIII que había sido robada de una pequeña iglesia en el estado de Hidalgo en el 2000 fue regresada al gobierno mexicano esta semana luego de que el Museo de Arte de San Diego compró la pieza a un coleccionista privado en la Ciudad de México hace casi seis años.

La obra “Adán y Eva arrojados del Paraíso” o “Expulsión del Jardín del Edén”, que ilustra una escena del Libro del Génesis, fue robada de una iglesia en San Juan Tepemasalco, Hidalgo, en el 2000.

Durante el robo, los delincuentes desprendieron la mayor parte del lienzo de su marco. Ese mismo año, la obra restaurada fue adquirida por el Museo de Arte de San Diego (SDMA) a un coleccionista privado por la cantidad de 45 mil dólares. Representantes de SDMA dijeron que no sabían que la pintura era robada.

El 23 de agosto, 2006, seis años después de que iniciara la odisea de la obra, agentes de E.U. anunciaron el regreso de Adán y Eva al gobierno mexicano en una conferencia de prensa llevada a cabo en el Consulado General de México en San Diego.

En la investigación participaron agentes y representantes de Immigration and Customs Enforcement (ICE), Aduanas y Protección Fronteriza de E.U. y la Procuraduría de Justicia “La recuperación del lienzo es un ejemplo más de la fructífera cooperación existente entre las autoridades de procuración de justicia de México y de los Estados Unidos”, expresó el Cónsul General de México en San Diego, Luis Cabrera. Expresó su gratitud a las agencias estadounidenses “por la protección y restitución de esta pintura que tiene gran valor histórico y cultural para México”.

En el 2004, después de ubicar la pintura robada en San Diego, agentes mexicanos y de E.U. comenzaron a trabajar en conjunto y negociaron con SDMA para asegurar la repatriación de la pintura a México.

“Estamos complacidos de resolver este asunto y estamos contentos con el profesionalismo y espíritu de cooperación de parte de los agentes del Departamento de Justicia de E.U.”, indicó Derrick Cartwright, director ejecutivo del museo. “Proteger el patrimonio nacional es uno de los temas más críticos y complejos en el mundo del arte de nuestro tiempo. El robo de propiedad cultural es un hecho problemático que enfrentan los museos de hoy. Hacer lo correcto fue el camino más obvio para el Museo de Arte de San Diego”.

Expulsión del Jardín del Edén no estuvo en exhibición en las galerías del museo cuando se le notificó de la investigación ni ha estado en exhibición desde entonces. El museo, sin embargo, continúo salvaguardando la pintura hasta que se regresara a las autoridades gubernamentales.

Carol Lam, titular de la oficina en San Diego de la Procuraduría de Justicia de los Estados Unidos, expresó “Utilizamos cada herramienta a nuestra disposición para ayudar, con base en los tratados de cooperación, a las autoridades de México en la recuperación del patrimonio cultural”.

El agente especial Michael Unzueta, a cargo de la oficina en San Diego de Inmigración y Aduanas del Departamento de Seguridad Interior (Homeland Security), explicó que “la recuperación de esta obra por parte del Gobierno de México es particularmente gratificante en virtud de que la investigación en este caso servirá para enviar un mensaje de advertencia a quienes pretenden traficar con obras de arte”.

La pintura fue guardada en una caja especial para su envío el miércoles por la mañana en SDMA y preparada para su transportación a México. Después de tomar posesión formal de la pintura del museo, ICE la entregó al gobierno mexicano.

“Esta obra se ha rescatado y regresado a su dueño por derecho, el pueblo de México”, dijo el embajador de E.U. en México, Tony Garza. “Como toda persona que aprecia el arte, espero con interés poder admirar esta obra en su lugar apropiado en México”.

Pintada en 1728 por un artista anónimo, se cree que la obra intitulada “Adán y Eva Arrojados del Paraíso” ó “Expulsión del Jardín del Edén” fue utilizada por misioneros españoles en su intento de convertir a los indígenas mexicanos al Catolicismo.

Return to the Frontpage