April 28, 2006

Paredes contra el ruido en la I-805: Un beneficio para National City

Por Pablo Jaime Sainz

Si usted vive cerca de un freeway que no tiene paredes contra el ruido es probable que ya sepa esto: el rudio puede ser un problema. Uno muy grande.

Muchos de los residentes de National City que viven cerca de la Interestatal 805 lo saben. Pero pronto, fondos federales cambiarán eso.

El viernes 21 de abril, el Congresista Bob Filner anunció la entrega de $680,000 en nuevos fondos federales para la construcción de nuevas paredes contra el ruido en un tramo del freeway I-805 en National City.

Cuando se construyó el I-805 a principios de los 1970, al gobierno se le terminó el dinero para construir las paredes contra el ruido, señaló.

“La gente que vive en la orilla del freeway tiene que vivir con el ruido constante”, dijo Filner. “Las paredes contra el ruido harán que estas personas vivan una mejor vida”.

Las mejoras son posibles gracias al recién aprobado Safe, Accountable, Flexible, and Efficient, Equity Transportation Act: A Legacy for Users (SAFETEA-LU), que incluye más de 286 mil millones de dólares para programas de carreteras, tránsito público y seguridad.

Los fondos pagarán por la construcción de paredes contra el ruido de Plaza Blvd. hasta la Calle Cuarta, una distancia de una milla.

Según el regidor de National City Ron Morrison, quien estuvo en la conferencia de prensa, Plaza Blvd. Es una “calle muy transitada y tiene mucho tráfico de trailers”.

“No sólo eso”, añadió, “sino que también está la rampa inclinada de Plaza al freeway”.

Morrison dijo que el Cabildo de National City recibía muchas quejas de los residentes del área acerca del ruido extremo.

Pero la ciudad no podía hacer nada por resolver el problema, porque los freeways son tema estatal, dijo.

“Me reunía con el director de Transporte estatal en Sacramento y le mostraba fotos del área, tratando de convencerlo de que construyeran paredes contra el ruido”, afirmó Morrison.

El regidor afirmó que no fue hasta que Filner añadió el área a SAFETEA-LU que el Departamento de Transporte recibió los fondos para construir las paredes.

Filner, quien es miembro del Comité de Transporte e Infraestructura en la Casa de Representantes, afirmó que unas 100 familias se beneficiarán con el proyecto.

“Aumenta la calidad de vida”, dijo.

Durante la conferencia de prensa, que tuvo lugar enfrente de Jimmy’s Restaurant cerca de Plaza Blvd. y el freeway I-805, Filner estuvo acompañado por políticos locales y líderes comunitarios.

Ahí, presentó un cheque gigante a la Ciudad de National City.

Indicó que la construcción iniciará en algún momento este año, pero no especificó una fecha.

SAFETEA-LU promueve programas federales de transporte más eficientes y efectivos al enfocarse en temas de transporte que tengan un impacto nacional, mientras que le da a las autoridades de transporte locales y estatales la flexibilidad de resolver los problemas de transporte en sus comunidades.

Filner dijo que aunque las paredes contra el ruido no parezcan tan importantes como otros temas, afirmó que el proyecto hará una diferencia en las vidas de las familias de National City que son afectadas por el problema del ruido.

También dio el ejemplo de Hebert, un pueblito ubicado en el Condado de Imperial, parte del distrito federal de Filner. Con una población de cerca de 3 mil personas, casi todas de origen mexicano, Hebert por mucho tiempo fue olvidada, indicó Filner. La mayoría de las calles ahí no tenían banquetas, convirtiéndose en un peligro para los niños que caminaban a la escuela.

El congresista dijo que pudo conseguir fondos para construir banquetas en el pueblo.

A través de sus años como congresista, Filner aseguró que ha luchado por conseguir los proyectos de carreteras y de tránsito que se necesitan en los condados de San Diego e Imperial.

“La construcción de carreteras y de tránsito no sólo mejora la seguridad y alivian el congestionamiento, sino que son un verdadero estímulo económico”, indicó.

Return to the Frontpage