April 21, 2006

La juventud fronteriza trabajará unida para restaurar el estuario del Río Tijuana

Por Luis Alonso Pérez

La madre naturaleza no conoce fronteras. El aire que respiramos, los ríos de los que bebemos y el océano en el que nadamos fluyen libremente y atraviesan las divisiones políticas creadas por el hombre.

Desafortunadamente también acarrean toneladas de contaminantes creados por el hombre, poniendo en peligro nuestro vulnerable ecosistema compartido.

Como un esfuerzo para aliviar el impacto ambiental que sufren nuestra costa y el estuario del río Tijuana, un grupo de niños, jóvenes y familias de San Diego y Tijuana unirán fuerzas el sábado 29 de abril para restaurar estas áreas afectadas, en un evento organizado por la Fundación de Educación Científica Aventuras Acuáticas de San Diego (Aquatic Adventures Science Education Foundation).


La juventud fronteriza trabajará unida para restaurar el estuario del Río Tijuana. Niños observando el santuario de los pájaros.

El estuario del río Tijuana es una zona prioritaria en la agenda de conservación de grupos ecologistas de la región, debido a su extensa biodiversidad y su ubicación, la cual divide una cuenca natural compartida por ambos países. Además, es el hábitat natural de varias especies animales y vegetales en peligro de extinción, así como el hogar temporal de un gran número de aves migrantes.

Para este evento de un día se espera la participación de alrededor de mil niños y jóvenes de ambas ciudades, los cuales se reunirán en el área de Border Field Park y Playas de Tijuana. Los voluntarios realizarán actividades educativas y de restauración del medio ambiente, como aprender sobre los ecosistemas de los pantanos y cañones, recoger basura y restaurar la vegetación natural.

“Les enseñaremos por qué los pantanos y cauces son importantes, por que sus habitantes son vulnerables y formas específicas sobre cómo pueden proteger este recurso” comentó Shara Fisler, fundadora y directora ejecutiva de Aventuras Acuáticas.

Los pequeños voluntarios o “campeones” –como son llamados por el staff de Aventuras Acuáticas– vestirán camisetas y bandas de camuflaje, pero no con un motivo bélico, sino para “representar una forma en la que pueden interactuar con el medio ambiente sin provocar un impacto negativo” declaró Fisler.

Los niños y familias que participen en el evento tendrán la oportunidad de realizar un recorrido de la zona y pintar murales que representan la biodiversidad de la región; conocerán a miembros de diversas organizaciones ecologistas y participarán en actividades interactivas para aprender más sobre el ecosistema compartido, entre ellas se contempla la creación de un jardín de plantas nativas en ambos lados de la frontera como una forma de demostrar la estrecha relación ecológica entre ambas comunidades, de acuerdo con los organizadores.

A pesar de que los participantes trabajarán de forma coordinada, los grandes pilares de metal oxidado que dividen a las comunidades vecinas no permiten un verdadero trabajo “hombro con hombro”, por lo que los organizadores tienen contemplado instalar una pantalla de 25’ por 16’ sobre la barda fronteriza que transmitirá el trabajo de rehabilitación ecológica llevado a cabo en ambos lados. Para Fisler esta idea ayudará a reforzar las fuertes relaciones de protección al medio ambiente que llevan a cabo ambos países.

La restauración ecológica se llevará a cabo en diversas zonas del estuario del Río Tijuana, comenzando con el Cañón de los Sauces, la Mesa Monumental, y la cuenca que inicia en Tijuana y desemboca en la zona de pantano intermareal del estuario en San Diego.

“La conservación del Cañón de los Sauces es de vital importancia para ambos países ya que es una cuenca natural compartida” comentó Rodolfo Anguiano Gaspar, director Grupo Ecologista Gaviotas, una organización no gubernamental de Playas de Tijuana.

La combinación de educación, trabajo y juego programada para el día de actividades permitirá a los voluntarios de ambas ciudades ir más allá de una simple campaña de recolección de basura, ayudará a crear una conciencia ecológica en la juventud y a profundizar en el conocimiento del ecosistema en el que habita.

Si desea unirse a la campaña de restauración del estuario del Río Tijuana comuníquese al teléfono: (858) 488 3849. Para mayor información sobre la Fundación de Educación Científica Aventuras Acuáticas de San Diego (Aquatic Adventures Science Education Foundation) visite su página de Internet: www.aquaticadventures.org

Return to the Frontpage