April 21, 2006

La colina silente

Más acción de video juegos en pantalla grande

Por Jose Daniel Bort

Los aficionados a los video juegos tendrán una vez más la oportunidad de ver sus fantasías convertidas en realidad a través de la versión cinematográfica del juego “Silent Hill” el cual es considerado (al menos en su tercera versión) uno de los mejores video juegos de supervivencia en el género macabro.

Este por supuesto es un material incalculable para hacer una versión en el cine, el cual recayó en las manos de Christopher Gans, quien hizo la hermandad del lobo anteriormente como el director, y Roger Avary, famoso por ser el coautor de Pulp Fiction, junto a Tarantino.

En la historia, Radha Mitchell es Rose, una madre abnegada de una niña, Sharon, (la bastante experimentada con apenas once años Jodelle Ferland) quien está enferma y al parecer no puede curarse. Rose decide llevarse a Sharon a ver a un curador de fe pero en el camino se quedan varados en el pueblo de Silent Hill.

Es aquí cuando lo sobrenatural toma efecto. Sharon desaparece entre las sombras sin dejar huella. Rose intenta perseguir la sombra de su hija alrededor de las calles, pero es evidente que las cosas no son como realmente aparecen allí. Los humanos que todavian quedan en el pueblo parecen perdidos en una batalla sin sentido en base a fuerzas sobrenaturales demasiado fuertes como para enfrentárseles.

De hecho, Avary basó su script en la leyenda del pueblo de Centralia, Pennsylvannia, el cual es una historia real. Ubicado en el centro del estado, el pueblo sufrió un incendio hace cuarenta años que quedó subterráneo y que se manifiesta extrañamente en el pueblo. Las autoridades decidieron cerrar la localidad, terminar el zip code y abandonar el pueblo por no ser seguro, pero la sombras de las construcciones quedan toda-vía allí.

Tan solo once personas permanecen testarudas en los alrededores del pueblo, y cuentan que las cosas que suceden son del lado escalofriante. Esta historia con ribetes de mito urbano ha sido magníficamente adaptada a los video juegos por Konami, parte del grupo Sony (dueños también de la consola de la playstation) y ahora, en un gran alarde de utilización de recursos, la distribuidora de cine ha hecho una superproducción cinematográfica de más de cincuenta millones de dólares de presupuesto para poner en el tapete a esta película.

A estas alturas, los representantes de la Sony no han enseñado la película a la crítica para su consideración. Esta práctica se ha convertido casi en estándar para las películas de terror este año, ya que la mayoría de los estudios consideran que estas cintas generan más interés cuando no se habla de ellas. Los resultados este año han sido mixtos (hostel hizo una gran taquilla, pero The Hill have eyes y Slither se dieron el bombazo), por lo que hay gran expectativa con esta Silent Hill, la cual es la mayor producción en su género de la temporada y seguirá los pasos de otras películas basadas en un video juego, tales como Resident Evil o Doom.

Return to the Frontpage