April 7, 2006


Antonio marca el paso

Banderas personifica a Pierre Dulane en Take the Lead

Por Jose Daniel Bort
Latino Press Services

Es una máquina de expresar ideas, y lo más importante es que las expresa con tanta energía y habilidad que es capaz de mantener un salón lleno de periodistas al borde de sus sillas embobados escuchándolo. Pero para Antonio Banderas, el mejor público son unos cuantos estudiantes de High School.

“Primeramente, yo tenía que hacer este libreto personal. Grandes actores han hecho de profesores anteriormente. He visto a Morgan Freeman en el proceso de educarse a si mismo. Lo mismo Edward James Olmos, Michelle Pfeiffer hizo un gran trabajo. Inclusive puedo citar a Spencer Tracy en una película antigua. Entonces mi pregunta a mi mismo era: ¿Qué es lo que puedo yo brindar que sea propio y personal?”, comentó el actor.

Banderas se refiere a su participación en la película “Take the lead” que estrena esta semana y donde personifica a Pierre Dulane, un bailarín profesional que ha realizado una labor distintiva en las escuelas públicas de Nueva York, enseñando a los estudiantes los secretos del baile de salón.

“A ver, cuando me dieron este libreto yo tuve los mismos pruritos que las personas tienen acerca de la película… aaah! Una película de baile de salón, no lo sé. Pero mi gente insistió en que me reuniera con la directora. Leí el libreto y me gusto, pero en la reunión me enseñaron el trabajo de Pierre (Dulane) a través de un documental sobre su trabajo, y esto fue lo que me atrapo”, dijo Banderas.

El documental es el absolutamente delicioso “Mad hot Ballroom”, donde se muestra como unos pre adolescentes aprenden habilidades sociales a través del baile y las reglas a su alrededor, un mundo donde, como cambio, la cortesía y los buenos modales son altamente apreciados.

Pero para ambientarlo a la ficción, los productores de-cidieron cambiar las edades de los niños y colocarlos en High School, lo que cambia la dinámica de la situación.

“Como padre, me pareció la idea de agrandar las edades de los muchachos genial, ya que nos permite hablar de la presión social, jerarquías de grupo y necesidades de ser cool que veo pasar a mis hijos en estos momentos. Mi hija Dakota tiene dieciséis años, y está en una etapa donde no sabe si jugar con muñecas o echarle los perros al vecino. Tiene un festival hormonal en su vida que la hace vulnerable a problemas, y donde necesita la guía de los mayores. Como ella, muchos críos de esa época se enfrentan a estos problemas, y comunicarlos a través del baile es sencillamente genial”, dijo Banderas.

Dakota es realmente su hijastra (es la hija de Don Johnson con su esposa Melanie Griffith) pero la relación de Antonio con ella es paterna. A pesar de los muchos rumores durante todos estos años, el actor vive una de las relaciones sentimentales más estables en Hollywood con su esposa de más de quince años, Melanie. Ellos comparten residencia entre Los Ángeles y New York y Antonio también tiene propiedades en Málaga, de donde es oriundo. Su necesidad de dar un legado lo llegó a responder la pregunta que todavía estaba en el aire al principio de la entrevista.

“Yo realmente no sabía lo que podía entregar a estos muchachos. Cuando empezamos a hacer los ensayos, cuando vi una quietud, pero también un calor en sus corazones cuando ellos me miraban fue que pude establecer un vinculo que me hizo entender este personaje”, dijo Antonio.

Entendiendo a Pierre

Muchos actores prefieren no conocer a la persona a la que están representando. Banderas hizo exactamente lo contrario. “No, definitiva-mente quería conocerlo. Una vez que vi el documental no podía esperar a verlo y tratar de entender cual era lo que lo hacia único. Cuando lo conoces, te das cuenta que Pierre tiene un aire misterioso, una necesidad de eliminar los detalles de si mismo y tan solo hablar de lo que él hace, que lo convierte en una persona muy interesante. Yo trabajé para incorporar eso en el personaje.

Entrando en sus cuarenta y cinco años, Banderas sabe que sus opciones como actor están cambiando rápidamente. Todavía es capaz de trabajar como “matinée idol” el año pasado gracias a la segunda parte del Zorro, pero el mismo reconoce que ofertas para ese tipo de roles ya no vienen más seguido. Por eso es muy cuidadoso a la hora es escoger proyectos. “En estos momentos, lo que quiero ser es un buen profesional. Si me llega una película como ésta donde puedo ser un buen actor, un buen bailarín y aportar algo positivo, me estoy convirtiendo en un mejor actor, y ése es el objetivo”, afirmó Banderas.

Return to the Frontpage